El secreto de la provoleta a la parrilla

96 337 54 94
El secreto de la provoleta a la parrilla

Cuando vas a un restaurante argentino en Valencia, en tu mente solo se vislumbra la palabra carne. Además de sus magníficos asados, la gastronomía argentina es rica en muchos alimentos y matices que, en ocasiones, son desconocidos para el gran público. Un ejemplo de estos casos es la provoleta.

Introducida en el país hace décadas por el italiano Natalio Alba, este queso reúne lo mejor de las costumbres alimenticias de dos gigantes culinarios como son Italia y Argentina. Sometido a un proceso especial de hilado que le permita resistir el fuego brasero y de consistencia compacta, la provoleta es un elemento con carácter y penetrante sabor. La forma de presentación es normalmente a rodajas, de 1,5 o 2 centímetros de espesor, y es considerado un entrante ideal antes de un buen asado argentino y suele ir acompañando normalmente a embutidos, ensaladas o encurtidos. Su variedad en cuanto a condimentación y presentación le proporciona un gran protagonismo dentro de las mesas parrilleras, siendo elemento indispensable de su recetario. Lo más usual es añadirle salsa criolla o especias como orégano, ajo molido o pimienta y sin olvidar el toque especial que le aporta un buen aceite de oliva si bien en los últimos años han pasado a formar parte de elaboraciones más complejas en forma de pinchos o tapas.

Por última hemos de valorar su textura final, que debe andar a medio camino entre no ser demasiado dura ni blanda. La habilidad del parrillero será crucial ya que, como cualquier elemento lácteo, sufre mucho con el fuego de una parrilla. Por eso te recomendamos que solo la pidas en un buen restaurante argentino en Valencia.

Por todo esto, si además de las mejores carnes a la parrilla quieres conocer grandes secretos de la gastronomía argentina como las provoletas, en el asador Che Boludo te esperamos con los brazos abiertos y las brasas encendidas.

haz clic para copiar mailmail copiado